Rozando la inmortalidad

capilla-sixtina

‘En 2045 el ser humano será inmortal’. Al venezolano José Luis Cordeiro, profesor de la Singularity University de Silicon Valley, no le tiembla la voz al asegurar que dentro de aproximadamente treinta años, el ser humano ya no necesitará preocuparse por la ‘enfermedad’ más terrible e irrefrenable de todas: el envejecimiento. Y es que Cordeiro no dudaría en poner la mano en el fuego por los extraordinarios avances tecnológicos y científicos de los que la humanidad será testigo dentro de muy pocos años, sino es que lo está siendo ya en estos mismos momentos.

Pero, ¿cómo es posible alcanzar la inmortalidad? Desde que éramos pequeños, hemos percibido un mundo finito lleno de recursos que, en su mayoría, eran limitados. De forma inconsciente, la vida y la propia sociedad nos han convencido de que, efectivamente, la muerte era algo natural e inevitable. Incluso el mismísimo planeta tierra se destruirá algún día, o en todo caso, sufrirá una drástica transformación. Absolutamente todo cambia, todo está en movimiento. Es quizás por eso por lo que el ansiado fenómeno de la inmortalidad parece tan irreal e inalcanzable.

La gran novedad en este aspecto es que, de hecho, la inmortalidad ha sido finalmente demostrada como factible. Paradójicamente,  reside en uno de los fenómenos más destructivos y mortales para el ser humano: es una cualidad intrínseca al cáncer. ¿Cómo nos podemos explicar esto? Cómo todos sabemos, la cura del cáncer aún está por descubrir, hecho ya de por sí insólito si tenemos en cuenta el gran boom tecnológico y científico que, como menciona Cordeiro, ha estallado a nuestro alrededor en los últimos tiempos. No se barajan más que hipótesis-en vez de teorías correspondientemente contrastadas-a la hora de tratar de resolver el problema de cómo una célula ‘normal’-mortal, perecedera-de un organismo humano se logra convertir de buenas a primeras y sin causa aparente en una célula cancerígena. Y es justo en esta donde reside la clave la de la inmortalidad: las células ‘malignas’ del cáncer son mortales precisamente por su capacidad de multiplicación infinita. Porque son inmortales. Esta es la razón por la que muchos investigadores tratan de obtener la ansiada cura del cáncer sin descanso: dicho hallazgo no solo constituiría la victoria final del ser humano sobre una de las enfermedades más peligrosamente extendidas y mortales de nuestros días: supondría, ni más ni menos, el primer paso hacia una nueva era en la que, como mínimo, el ser humano podría alargar su vida alrededor de 40 años más.

De hecho, la búsqueda de la expansión de la esperanza de vida de una especie no solo ha sido abordada desde el interesante punto de vista de las células cancerígenas. Recientemente, la prestigiosa  Methuselah Foundation ha otorgado el Methuselah Mouse Prize a los miembros de una investigación que lograron rejuvenecer y alargar la vida de los ratones con lo que experimentaban.

Para dicho estudio, se basaron principalmente en la restricción calórica (en adelante, CR), o ‘consumo de menos calorías evitando la desnutrición’. Su objetivo principal era demostrar que, efectivamente, con la CR se podría decelerar el envejecimiento y el desarrollo de enfermedades relacionas con la edad.

Comenzaron el estudio dividiendo a los ratones (de 19 meses) en dos grupos. A los que conformaban el primero les sometieron a la CR, mientras que los ratones del segundo grupo se alimentaron a base de una dieta ‘normal’. A los dos meses, el tiempo medio hasta la muerte del grupo ‘CR’ se incrementó en un 42% . Es decir, sus vidas aumentaron una media de 4,7 a 6 meses.

Entre los meses 21 y 31, el porcentaje de mortalidad asociado a la edad decreció 3,1 puntos (P<0’001). Destacan especialmente los rápidos efectos que esta CR tuvieron con respecto  a la carcinogénesis: los ratones de ambos grupos tenían tumores, y de hecho la gran mayoría fallecieron finalmente por esta causa (los porcentajes son similares en ambos grupos, un 89,3% de los de la dieta ‘normal’ y un 90,6% de los del grupo CR). Sin embargo, llama la atención que, como se señala en el gráfico más adelante, a pesar de que en ambos grupos estaban enfermos de cáncer, este factor no impidió que los ratones del grupo CR alargaran su vida un 42% más, llegando algunos a vivir hasta 46 meses.

A partir de los 31 meses, el CR sigue dando resultado: de 37,6 meses la vida media de los ratones aumentó a 43’6 (aprox. 6 meses). Este fenómeno fue de gran relevancia para la investigación, ya que logró demostrar  que el CR aplicado a una edad relativamente temprana (19 meses) tiene exactamente los mismos efectos que si es aplicado a una edad mucho más tardía (31 meses). Además, también quedó vigente la rapidez con la que actúa la CR: estaba haciendo efecto en los genes de los ratones tan solo dos meses después de comenzar a ser aplicada.

tabla 4

En este gráfico, se compara la evolución de dos grupos de ratones: los que siguieron la CR (azul), y lo que, en cambio, siguieron una dieta ‘normal’ (círculos rojos). Así, queda ilustrado el rotundo éxito de dicha investigación, ya que se demuestra de manera inequívoca que la expansión de la esperanza de vida de una especie a través de la restricción de calorías en la dieta es perfectamente factible.

Siguiendo la línea de investigación de este estudio, no puedo evitar que me venga a la cabeza un libro que causó una gran controversia y se convirtió en best-seller desde la primera edición de su publicación en 2005: La enzima prodigiosa. Acompañando al título en la portada pueden leerse sorprendentes máximas como ‘Una forma de vida sin enfermar’ o ‘La dieta del futuro que evitará las enfermedades cardíacas, curará el cáncer, detendrá la diabetes tipo 2, combatirá la obesidad y prevendrá padecimientos crónico degenerativos’.

En un principio parece una dieta más del montón, pero si profundizamos en la investigación de su autor, el doctor Hiromi Shinya, descubrimos que, además de ser conocido por sus avances en el campo de la cirugía colonoscópica, también ha logrado curar numerosos casos de cáncer gracias a sus dietas, que coinciden en el ‘estudio de los ratones’ en que también están basadas en un una fuerte restricción de calorías, con el objetivo en este caso de mantener vivas y fuertes a unas enzimas especiales cuya existencia Shinya postula, las denominadas ‘enzimas madre’. Esta gráfica de sectores es un ejemplo de la Dieta por la que apuesta en su primer libro:

dieta shinya

Todo está relacionado: las dietas recomendadas por el doctor Shinya y aquella basada en la restricción de calorías administradas a los ratones de laboratorio están demostrando ser el primer paso hacia la victoria sobre la extraordinaria resistencia y multiplicación de las células cancerígenas, hacia el control de un poder cuyo origen y causas desconocemos y que desde luego, no estamos preparados para poseer.

El número aproximado-no se sabe con certeza el exacto-de personas en el mundo a día de hoy es de 7.229.916.048. La tasa de natalidad en el año 2014 (el año más reciente del que se publicaron datos poblacionales) fue de 18,7/1000 habitantes, mientras que la tasa de mortalidad de ese mismo año fue de 7,89/1000 habitantes y la tasa de crecimiento a nivel mundial, de 1,06/1000 habitantes. Paradójicamente, el hecho de que las tres tendencias mencionadas hayan ido disminuyendo los últimos dieciséis años ha tenido la consecuencia de que la población no ha cesado de aumentar desde entonces. Nos hallamos, por tanto, ante una situación en la que cada vez hay menos nacimientos, muertes y dinamismo.

En este estancamiento temporal en el que intuitivamente nos encontramos, ¿qué consecuencias tendría el descubrimiento de la expansión de la vida de algunos seres humanos, o incluso la inmortalidad? En primer lugar, dudo que dicha ‘cura’ se repartiera equitativamente. África siempre será África, y Europa siempre será Europa. Muy probablemente surgirá una nueva moneda de cambio más potente que el dinero y mucho más significativa y vinculada al ser humano: el tiempo.

Los grandes avances tecnológicos  científicos, ¿a dónde nos están conduciendo? La humanidad va a bordo de un gran barco que se dirige atropellada y velozmente hacia la más radical de las transformaciones vividas hasta ahora. Estamos siendo testigos del comienzo de una nueva era.      

Desarrollo sostenible: ¿real o no?

Según la definición de la Real Academia Española, el desarrollo sostenible es el que se puede mantener durante largo tiempo sin agotar los recursos o causar grave daño al medioambiente. Sin embargo, esto sólo se trata del medio para alcanzar el fin: asegurar el futuro de la humanidad. Por esta razón, deberíamos preguntarnos si estamos avanzando hacia el desarrollo sostenible y si es realmente posible llegar a él.
Para ello, evaluaremos algunos de los diecisiete objetivos propuestos por la Organización de las Naciones Unidas el 25 de septiembre de 2015 con vistas hacia los próximos quince años, es decir, hasta 2030. Dichos objetivos son los siguientes:

Objetivos ONU

Comenzando por el primero, la pobreza se encuentra en una progresiva disminución a nivel global desde principios de los años 90. Según un estudio de octubre de 2015 perteneciente al Banco Mundial, el número de trabajadores con ganancias menores a $1,91 al día (lo que equivale aproximadamente a 1,70 €) se ha reducido en más de mil millones de personas en 22 años. Si continuara descendiendo al mismo ritmo, en 2030 la población bajo este umbral de pobreza habrá desaparecido casi por completo. Sin embargo, si observamos la situación por zonas, nos damos cuenta de que esto no sucedería en todos los países. Por ejemplo, en África subsahariana esta cantidad aumentará hasta el medio millón si no se toman medidas para evitarlo (gráfico bajo el párrafo). Esto nos lleva a una clara contradicción, pues parece que no se tiene en cuenta la situación de ciertos países en específico para realmente evaluar el contexto en el que nos hallaremos dentro de algunos años. Se debe asumir también que a veces hay picos de pobreza, pero para disminuirlos realmente y si se quiere alcanzar el desarrollo sostenible, se debería intentar equilibrar a todos los países, ayudando a los más desigualados en la balanza. En la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible aparecen diversas acciones guiadas hacia la erradicación de la pobreza y, a su vez, del hambre, la carencia de educación y la falta de bienestar y salud.

Situación mundial VS ÁfricaAcerca de la igualdad de género se están realizando enormes progresos. Un claro ejemplo es el logro de la equidad en la educación primaria en dos tercios de los países desarrollados. Sin embargo, el porcentaje de mujeres trabajadoras fuera del sector primario en regiones de África, entre otros lugares, es aún insuficiente, manteniéndose en un 20%. Este quinto objetivo se propone diversas y relevantes metas, como el fin de la discriminación al género femenino en todos los ámbitos y la equidad en las oportunidades laborales y de liderazgo independientemente del género, lo cual se ha comenzado a realizar también mediante campañas externas a la ONU, como He for she.

Beth Scupham (Objetivo 5) Como el otro pero con esto al final - bWsqhR.jpg

No somos tan diferentes. Por Beth Scupham.

Con el octavo objetivo, se pretende luchar contra el desempleo y el trabajo denigrante y la explotación. La Agenda 2030 pretende el pleno empleo para entonces, aunque desde nuestra perspectiva actual se ve complicado, por el simple hecho de que el mundo se está recobrando de una larga crisis económica. Como vemos en el gráfico inferior, el número de desempleados – incluyendo sólo a personas activas en la búsqueda de trabajo – ha aumentado en los últimos años de manera notable (en concreto, en casi 40 millones de personas, un incremento del 10%). Aunque se puede deber a la recesión que acabamos de pasar, será difícil erradicarlo completamente en tan solo quince años. Como obstáculo añadido a superar, la mitad de los países considerados por la ONU como “menos desarrollados” se encuentran en una situación frágil o conflictiva, lo que les sitúa en una posición de desventaja en su evolución respecto al resto.

Número desempleados a nivel mundial
Relacionado con el anterior punto, encontramos el objetivo dieciséis, el cual requiere la consecución de la paz y la justicia a nivel global. No obstante, hoy en día nos hallamos en un contexto en el que la paz global no existe e incluso está herida de gravedad. Esto se debe a la guerra en los países al este de Europa, que se está extendiendo por el mundo con el aumento del radicalismo y del terrorismo – para quien le interese ampliar información, una joven ciudadana turca nos expone la situación en la que se encuentra su ciudad, Estambul, aquí. En lo que a justicia se refiere, aún no se ha logrado la igualdad ante la ley ni siquiera en los países considerados como desarrollados. Por lo tanto, ambas necesitan aún muchas mejoras, a pesar de que deberían ser una base estable  y fija para la humanidad.

Michael Coghlan (Objetivo 16) https(Dos puntos, barra, barra)flic.kr(barra)p(barra)df4vu5.jpg

La balanza de la justicia. Por Michael Coghlan.

Por último, pero no menos importante, dentro de este plan de desarrollo sostenible hay numerosos puntos dedicados a salvaguardar nuestro planeta (objetivos número seis, siete, once, doce, trece, catorce y quince). Independientemente de que traten sobre el agua de ríos y océanos o sobre los bosques, pasando por la ciudad y el consumo sostenible, todas estas metas buscan, en último término, garantizar el futuro de la Tierra. Dentro de la amplitud de este tema, me centraré en la evolución de la calidad del aire a nivel mundial y los nuevos componentes contaminantes y tóxicos que nos afectan a todos los seres vivos simplemente con realizar un gesto tan simple e involuntario como respirar.

Emisiones contaminantes
Así pues, el gráfico que se halla sobre este párrafo nos indica las emisiones de diversos componentes tóxicos a la atmósfera desde 2006 hasta 2012. A la izquierda vemos las unidades de medida sobre las que se distribuyen los gases fluorados, el N20 y el CH4. A la derecha, aparecen las del CO2, en amarillo anaranjado. A pesar de que se hallan a distintos niveles de emisión, pues unos aparecen más habitualmente en la atmósfera que otros, se observa claramente una tendencia al alza en todos ellos, aunque esta es más tenue en el N2O y el CH4. Este aumento se está produciendo de una manera demasiado rápida para la Tierra, que no puede asimilar el exceso de contaminantes. Así pues, se produce un agravamiento del efecto invernadero, haciendo que la temperatura terrestre se eleve. Además de perjudicar al planeta, estas emisiones dañan a los seres vivos que lo habitan, incluidos nosotros, los seres humanos, que nos vemos expuestos a tóxicos de forma continua, lo cual provoca o empeora problemas pulmonares. El objetivo de la ONU frente a ello es mejorar la calidad del aire y reducir el impacto ambiental negativo de las ciudades. Sin embargo, si la tendencia continúa siendo positiva, nunca llegará a cumplirlo.

7 Contaminación El Escorial.jpg

Por un Madrid sin contaminación (para ver el nivel de calidad del aire en Madrid en tiempo real, aquí).

Después de evaluar los diversos puntos expuestos por las Naciones Unidas, nos percatamos de que se producen algunas contradicciones (como en el ejemplo de la pobreza, donde los datos de África aumentarían, aunque la pobreza mundial supuestamente sería erradicada) y que realmente, aunque probablemente estemos en el buen camino para asegurar el futuro de la humanidad, aún queda mucho por recorrer y otro tanto por corregir. Durante este metafórico viaje – el cual probablemente dure bastante más de los quince años propuestos para los objetivos -, toda la humanidad debe permanecer unida frente a las injusticias y, de esa forma, cumplir uno por uno los diecisiete objetivos de la Agenda 2030, creada por la ONU pero dirigida a todos y cada uno de los habitantes de este planeta.

Situación en Turquía: una nueva perspectiva.

La situación turca no puede ser más delicada. En la actualidad, sus ciudadanos viven bajo la amenaza de un ataque terrorista. Además, Turquía es la encargada de acoger a los numerosos refugiados que llegan a Europa en busca de asilo de manera irregular, debido al acuerdo realizado el 18 de marzo de este mismo año. Acerca de ambos temas nos habla Asya Pamukçu, una ciudadana de Estambul, la ciudad turca más poblada.

Pregunta: ¿Cuántas noticias te llegan acerca de la situación actual en tu país? ¿Sientes que te está siendo ocultada cierta información?
Respuesta: Siempre trato de prestar atención a las noticias de diversos canales para ser objetiva, a pesar de que me he dado cuenta de que dichos canales cuentan una misma historia de diferentes formas. Existe una creencia de que ciertos medios de comunicación turcos son dirigidos por el Gobierno y por ello tratan al AKP (Partido de la Justicia y el Desarrollo) de una manera amigable. Así que, obviamente, esto deteriora la objetividad de dichos medios.
Además, la censura siempre ha sido un asunto a tratar en Turquía. Hace un par de años, nuestro país ha observado cómo arrestaban a periodistas y escritores. También hemos vivido con Youtube, Twitter o Facebook inhabilitados temporalmente. En estas condiciones, no creo que se nos esté dando información suficiente acerca de lo que está sucediendo. Ellos tienen que estar ocultando algo.
Y, según el informe de Freedom House, Turquía ha sido catalogada como “no libre”. Así que la respuesta a tu pregunta es… ¡sí! ¡Están ocultando información!

P.: ¿Cuál es tu opinión acerca de la situación en la que se hallan los refugiados? ¿Los has visto personalmente o sólo a través de los medios de comunicación?
R.: Mi experiencia con los refugiados no se limita simplemente a la información dada a través de los medios. Puedo afirmar que se han convertido en parte de mi día a día. Los veo continuamente en la calle, ya sea en mi camino hacia el metro, mi casa o la escuela. Especialmente son mujeres con niños, en el suelo, acatarrados… Es desgarrador.
Me gustaría mencionar a la mujer con dos hijas. Siempre las veo en la misma calle, el mismo lugar, la misma posición… No hablan, simplemente pasan todo el día allí sentadas. A veces veo a la madre alimentar a su bebé con zumos que cuestan menos de un euro, a pesar de que el bebé es demasiado pequeño y aún necesita tomar comida específica y beber leche materna. La manera en la que viven debería avergonzar a la humanidad.
A muchos habitantes de mi país les afecta o les molesta que los refugiados estén allí. Sé que no parece apropiado ni correcto, pero, ¿qué pueden hacer si el Gobierno no les ayuda? Ellos no tienen la culpa.
Necesitamos tener empatía… En especial nosotros, los turcos, después de todas las explosiones que han sucedido hasta ahora. Nos podría haber pasado a nosotros. Podríamos encontrarnos en su misma situación. Algunos países situados al este de Turquía se han convertido en una zona de combate, por ejemplo, ciertas áreas de Siria.
Nos hallamos en una guerra de la que no somos conscientes.

pixelizada

Imagen de la mujer mencionada y una de sus hijas, por Asya Pamukçu. En el cartel, aparece escrita en turco la frase Soy siria, ayudadme, por amor de Dios (Allah).

P.: ¿Qué opinas sobre la decisión de Europa de enviar a los refugiados que llegan de manera irregular a Europa a tu país a cambio de traer otros de manera legal?
R.: Para ser honesta, esta pregunta me produce un conflicto entre dos ideas.
La primera, Turquía no es una tienda de segunda mano. No puedes dejar allí a “los malos” y seleccionar a “los buenos” simplemente por el hecho de que parezca que tienes algo. Es una metáfora, no sé cómo explicarlo mejor.
La segunda, Erdogan, nuestro presidente perteneciente al AKP, parece desear ser el líder de Oriente Medio, como sucedió con el Imperio Otomano. Nunca sabes lo que Erdogan piensa… debe estar haciendo planes para su propio bien. Pero, a causa de esto, tanto nuestros impuestos como la población aumentan, mientras que las oportunidades laborales disminuyen. No sé si esto afectará a la economía o quizás al nivel de vida, pero Europa le va a dar 3’5 millones de euros y me pregunto si se van a invertir realmente en los refugiados.
Además, los países europeos y sus líderes son los más comprensivos y tolerantes. Todo el mundo quiere vivir allí. Estoy segura de que, si los refugiados pudieran elegir, preferirían estar allí que en Turquía. Pero Europa está mirando por su propio bien, ya que teme que, al incrementar la cantidad de refugiados acogidos, su nivel de vida disminuya. Europa no se arriesga. Tienen principios. Ojalá nosotros tuviéramos también…

 P.: ¿Crees que los refugiados permanecerán recluidos durante mucho tiempo en tu país?
R.: Tenemos el mayor porcentaje de población siria. En realidad estamos repartiendo su raza a diferentes países. Y esto puede provocar revueltas que se extiendan por la ciudad y el país a lo largo del tiempo. Ellos querrán mejorar su nivel de vida, y están en su derecho. Así que no creo que los campos de refugiados duren mucho tiempo…

P.: Cambiando de tema, pasamos a hablar sobre terrorismo. ¿Cómo te sientes acerca del terrorismo y el radicalismo hoy en día? ¿Y especialmente en Turquía?
R.: Mi país ha visto y sigue viendo morir a muchos soldados debido a los ataques terroristas al este de nuestro país. No fue un problema de toda Turquía hasta que se extendió a la ciudad y al oeste del país con la muerte de mucha gente inocente que simplemente estaba paseando por la calle. Todo empezó en Ankara. Estambul fue la siguiente.
En el Oeste nunca habíamos visto tanto terror. Era más sorprendente y terrorífico para nosotros por la elevada y multicultural población de la ciudad. En los primeros momentos, Turquía aumentó al máximo las medidas de seguridad, pero parece que la situación se normaliza, porque no hay ataques desde hace tiempo. Aun así, el terrorismo es una vergüenza para la humanidad.

P.: ¿Cómo has vivido los ataques terroristas en tu ciudad?
R.: Con el primer ataque en  Sultanahmet estábamos aterrorizados. Nunca había sucedido tan cerca. Ahí te das cuenta de que nunca lo entiendes si no ocurre cerca de ti o si no te pasa a ti. Nuestra familia nos advirtió de que evitáramos los lugares repletos de gente o los turísticos, incluyendo estaciones y metro. Así que toda nuestra vida giraba alrededor de que algo sucediera.
Entonces, hubo una segunda explosión en Taksim, mucho más cerca del lugar en el que yo vivo. Fue aún peor porque ya no soportábamos ver gente muerta, noticias de fallecimientos, falsas charlas políticas, mentiras, promesas que no se cumplen… Casi nos quedamos sordos a causa de las excesivas noticias que nos llegaban. Nuestros corazones sangraban. El mío aún lo hace.
Pero lo peor de todo es que nos estamos acostumbrando. Eso es lo peor. No quiero olvidar nada sobre lo que pasó, recuerdo que estábamos asustados de salir a la calle. Fue el primer ataque terrorista que he vivido desde que nací. Tuvimos que llamar a nuestros padres para decirles que seguíamos vivos. Esos días fueron muy duros. Pero no sabemos si irá a peor o si lo hemos pasado ya. No tenemos ni idea.

P.: ¿Crees que los ataques van a disminuir o a aumentar?
R.: Parece que están decreciendo, porque hace tiempo que no sucede nada. Pero, como he dicho, no tenemos ni idea. O al menos, yo no lo sé. Sin embargo, no creo que vayan a disminuir. Erdogan no se lleva bien con los países, los líderes o la gente, y no creo que sea leal ni respetuoso con ninguno de ellos, así que no tiene la posibilidad de llegar a una solución.

P.: Y, finalmente, ¿crees que hay una solución para Europa, Turquía y los países de los que provienen los refugiados simultáneamente?
R.: Con un mundo basado en el egoísmo y las mentiras, no soy capaz de pensar en una solución para todos nosotros. ¿Qué piensa y quiere cada uno? Pero si estás pidiendo mi opinión, sólo quiero ser considerada como igual. Vivo en un país de creencia islámica en su mayoría, no quiero ser tildada de terrorista ni que la gente cree sus propias etiquetas. Todos hemos visto cómo los famosos “rezaban” cuando sucedieron los ataques terroristas en Francia y Bélgica, pero no lo hacen por nosotros. No por los países islámicos. Sí, es cierto que aquí suceden de una manera más habitual pero no debería importar si eres una persona que se preocupa de la paz del “mundo” por igual. Porque el mundo se compone de numerosos países, no solo de los que son poderosos o conocidos.
He dicho también cosas malas acerca de mi gobierno, trato de ser objetiva. Nunca he querido traicionar a mi país a causa del pánico, mudándome a otro país europeo como muchos otros han hecho. Todos nosotros tenemos antepasados que murieron luchando por este territorio. Estamos pasando por una mala época, pero se solucionará, al menos debería hacerlo. Para todos nosotros, para los líderes mundiales: la empatía es la solución, la humanidad, el optimismo son la solución.

IMG-20160503-WA0019

Estambul, por Asya Pamukçu.

#IISemanaPeriodismoUC3M

Del 18 al 21 de abril tuvo lugar la II Semana del Periodismo en la UC3M. Fue organizada por la Delegación de la Facultad de Humanidades, Comunicación y Documentación de la Universidad Carlos III de Madrid, con el objetivo de analizar los diferentes medios de comunicación existentes y reflexionar sobre el futuro de los estudiantes en la profesión. Asistieron numerosos y relevantes invitados relacionados con el gremio periodístico, los cuales dieron numerosas claves para superar la carrera e introducirse en el ámbito de la comunicación a los estudiantes que asistieron o que lo vieron a través de Periscope.

El lunes fue el día dedicado a la radio, durante el que se habló acerca del presente y futuro de este medio, con Pablo Morán y Manu Tomillo como invitados. A través de ambos, se logró expresar el contraste entre los tipos de radio, pues el programa Punto de Fuga, dirigido por Pablo Morán, se emite en Cadena Ser, que posee un formato tradicional; mientras que Carne Cruda, donde trabaja Manu Tomillo, se trata de un medio independiente financiado por sus oyentes que emite online mediante podcasts. Ambos coinciden en que la radio necesita evolucionar y adaptarse a los nuevos tiempos. Una de las frases destacadas, referida al transmedia o la emisión desde varias pantallas, fue: “Hay que ofrecer un envoltorio que atraiga y luego incluir contenido de calidad en su interior”. Además, tras esta conferencia, el tema se especializó en los nuevos formatos de radio, donde participaron Toni Garrido, de Los 40 Principales, y José Antonio Ponseti, de M80 Radio, enfrentados por oposición de géneros radiofónicos a Miguel Álvarez-Fernández, de Radio Clásica, y José Iges, de Radioartnet. Estos cuatro invitados debatieron de una manera acalorada sobre la relación entre arte y comunicación.

El martes se habló de periodismo satírico, con la participación de Iñaki Berazaluce, de Strambotic; Tomás Serrano, ilustrador de El Español;  y Juanjo Cuerda, de El Jueves.  En esta charla, se aportaron datos y opiniones sobre la censura, con el foco sobre la autocensura desde el propio comunicador. Posteriormente, en la conferencia acerca del periodismo en la universidad, participaron los medios presentes en la UC3M (La Dispensa y Radio Charlie) y en la Universidad Complutense de Madrid (Infoactualidad e Inforadio). Esto permitió que el público comparara la situación de ambas universidades respecto a la independencia de dichos medios, aunque ninguna de las dos los ha adoptado completamente, apoyándolos de una manera insuficiente o nula en algunos casos.

El miércoles se dedicó a la televisión. Por un lado, Pablo Simón y Pedro Riera, profesores del nuevo Máster de Análisis Político y Electoral, explicaron la función política de este medio y la diversidad de opiniones sobre las consecuencias de realizar una campaña electoral basada en la exposición mediática. Por otro lado, Paco Lobatón y Josu Miren Abásolo Delgado analizaron el medio televisivo en la actualidad desde la perspectiva propia, al trabajar ambos en TVE.

El jueves, Marta Gómez-Rodulfo y Gabriel Pecot afirmaron que el periodismo freelance se trata del futuro de la profesión, ya que permite elegir sobre qué y cómo comunicas. Sin embargo, se debe mantener una determinada rutina, hallando el punto medio de trabajo diario; y a veces es necesario decir que no a algunas propuestas “para decir sí a uno mismo”. Además, ambos coincidieron en la obligatoriedad de salir de España para descubrir el valor de este tipo de periodismo. Entre otras, destacó la frase “el compromiso del periodista es con sus historias”.

El cierre de esta semana se produjo con David Gómez y José Luis Avilés contando su experiencia sobre el periodismo fuera de la universidad. Tras salir de la UC3M, crearon Hoja de router, un medio que trata de tecnología, una temática prototípica, pero desde una nueva perspectiva que la hace llegar al público de una forma comprensible y entretenida. Ellos lograron transmitir al público la pasión por la profesión periodística, motivando a los presentes para trabajar desde el primer curso de la carrera en lo que se quiere ser, pues nunca es pronto para ello y, como dijeron, “teníais que haber empezado ayer”.

II Semana del Periodismo UC3m

CITIZEN FOUR: Si vas contra el Gobierno, estás perdido

Hace ya casi un mes, Edward Snowden volvió a aparecer frente a los medios, en concreto, ante El Objetivo, programa español emitido por La Sexta, para reafirmar lo que ya dijo hace más de dos años: todos y cada uno de nosotros estamos constantemente vigilados.

Edward Snowden filtró en 2013 numerosos datos pertenecientes a la NSA (Agencia de Seguridad Nacional de los EEUU), lo cual implicó la revelación de la constante vigilancia realizada por el Gobierno de Estados Unidos sobre cualquier persona del mundo, desde brasileños a ingleses, pasando por nuestro país, España. A pesar del enorme esfuerzo realizado para lograr esta filtración de un procedimiento que vulnera los derechos humanos de todo individuo vigilado, es decir, de miles de millones de personas, está siendo castigado por ello, mediante una ley proveniente de la Segunda Guerra Mundial, que lo clasifica como un espía y no le da posibilidad de defenderse.

Esto me hace pensar acerca de todos los delitos cometidos día a día. ¿Realmente todos somos iguales ante la ley, como así indica el artículo 14 del Título 1 de la Constitución Española? Está claro que no, pues además del caso de la Casa Real en nuestro propio país – el Rey no responde ante los actos que realiza, sino que según el artículo 64.2. del Título II de la Constitución Española, “de los actos del Rey serán responsables las personas que los refrenden” -, también hay diferenciación entre cada individuo según el delito que cometa. Con esto me refiero a que, si cometes un delito relacionado con otro individuo que se sitúe al “mismo nivel” en el que tú te hallas, incluso en el caso extremo de llegar a la violencia con dicha persona, no habrá tan graves consecuencias como si decides realizar la misma acción contra un funcionario del Estado, lo cual aumenta según el rango de este. Por ejemplo, es comprensible que, si desobedeces cierta orden frente a un policía, en el caso de que sea razonable y derivada de algo realizado previamente, se trate de un delito. Sin embargo, si este mandato supera su jurisdicción, no debería ser tan difícil incumplirlo y posteriormente recurrirlo mediante abuso de la autoridad. Frente a lo que la mayoría de personas encontramos lógico, lo cual sería la igualdad ante la ley – y no igualdad ficticia -, en muchos casos, como el de Snowden, el poder se impone ante este principio básico y manipula la ley según su interés. Todos nosotros debemos tener en cuenta esta situación, aunque es cierto que, en numerosas ocasiones, poco podemos hacer los ciudadanos de a pie sin ayuda de alguien que sea capaz de influir en el cambio real, pues por muchas protestas que se realicen, a no ser que nos unamos frente a esta situación o alguien con potestad de llevar a cabo una modificación de lo que sucede se una a la causa, es poco probable lograr algo frente a ello.

Por todo, muchas gracias, Edward Snowden. Has prendido la llama de un gran hilo de pólvora, que logrará alcanzar finalmente su objetivo y estallar frente a las injusticias y la no-privacidad.

9161328604_8f4c95d4ab_o

Edward Snowden (Créditos a Elena Polio).