Situación en Turquía: una nueva perspectiva.

La situación turca no puede ser más delicada. En la actualidad, sus ciudadanos viven bajo la amenaza de un ataque terrorista. Además, Turquía es la encargada de acoger a los numerosos refugiados que llegan a Europa en busca de asilo de manera irregular, debido al acuerdo realizado el 18 de marzo de este mismo año. Acerca de ambos temas nos habla Asya Pamukçu, una ciudadana de Estambul, la ciudad turca más poblada.

Pregunta: ¿Cuántas noticias te llegan acerca de la situación actual en tu país? ¿Sientes que te está siendo ocultada cierta información?
Respuesta: Siempre trato de prestar atención a las noticias de diversos canales para ser objetiva, a pesar de que me he dado cuenta de que dichos canales cuentan una misma historia de diferentes formas. Existe una creencia de que ciertos medios de comunicación turcos son dirigidos por el Gobierno y por ello tratan al AKP (Partido de la Justicia y el Desarrollo) de una manera amigable. Así que, obviamente, esto deteriora la objetividad de dichos medios.
Además, la censura siempre ha sido un asunto a tratar en Turquía. Hace un par de años, nuestro país ha observado cómo arrestaban a periodistas y escritores. También hemos vivido con Youtube, Twitter o Facebook inhabilitados temporalmente. En estas condiciones, no creo que se nos esté dando información suficiente acerca de lo que está sucediendo. Ellos tienen que estar ocultando algo.
Y, según el informe de Freedom House, Turquía ha sido catalogada como “no libre”. Así que la respuesta a tu pregunta es… ¡sí! ¡Están ocultando información!

P.: ¿Cuál es tu opinión acerca de la situación en la que se hallan los refugiados? ¿Los has visto personalmente o sólo a través de los medios de comunicación?
R.: Mi experiencia con los refugiados no se limita simplemente a la información dada a través de los medios. Puedo afirmar que se han convertido en parte de mi día a día. Los veo continuamente en la calle, ya sea en mi camino hacia el metro, mi casa o la escuela. Especialmente son mujeres con niños, en el suelo, acatarrados… Es desgarrador.
Me gustaría mencionar a la mujer con dos hijas. Siempre las veo en la misma calle, el mismo lugar, la misma posición… No hablan, simplemente pasan todo el día allí sentadas. A veces veo a la madre alimentar a su bebé con zumos que cuestan menos de un euro, a pesar de que el bebé es demasiado pequeño y aún necesita tomar comida específica y beber leche materna. La manera en la que viven debería avergonzar a la humanidad.
A muchos habitantes de mi país les afecta o les molesta que los refugiados estén allí. Sé que no parece apropiado ni correcto, pero, ¿qué pueden hacer si el Gobierno no les ayuda? Ellos no tienen la culpa.
Necesitamos tener empatía… En especial nosotros, los turcos, después de todas las explosiones que han sucedido hasta ahora. Nos podría haber pasado a nosotros. Podríamos encontrarnos en su misma situación. Algunos países situados al este de Turquía se han convertido en una zona de combate, por ejemplo, ciertas áreas de Siria.
Nos hallamos en una guerra de la que no somos conscientes.

pixelizada

Imagen de la mujer mencionada y una de sus hijas, por Asya Pamukçu. En el cartel, aparece escrita en turco la frase Soy siria, ayudadme, por amor de Dios (Allah).

P.: ¿Qué opinas sobre la decisión de Europa de enviar a los refugiados que llegan de manera irregular a Europa a tu país a cambio de traer otros de manera legal?
R.: Para ser honesta, esta pregunta me produce un conflicto entre dos ideas.
La primera, Turquía no es una tienda de segunda mano. No puedes dejar allí a “los malos” y seleccionar a “los buenos” simplemente por el hecho de que parezca que tienes algo. Es una metáfora, no sé cómo explicarlo mejor.
La segunda, Erdogan, nuestro presidente perteneciente al AKP, parece desear ser el líder de Oriente Medio, como sucedió con el Imperio Otomano. Nunca sabes lo que Erdogan piensa… debe estar haciendo planes para su propio bien. Pero, a causa de esto, tanto nuestros impuestos como la población aumentan, mientras que las oportunidades laborales disminuyen. No sé si esto afectará a la economía o quizás al nivel de vida, pero Europa le va a dar 3’5 millones de euros y me pregunto si se van a invertir realmente en los refugiados.
Además, los países europeos y sus líderes son los más comprensivos y tolerantes. Todo el mundo quiere vivir allí. Estoy segura de que, si los refugiados pudieran elegir, preferirían estar allí que en Turquía. Pero Europa está mirando por su propio bien, ya que teme que, al incrementar la cantidad de refugiados acogidos, su nivel de vida disminuya. Europa no se arriesga. Tienen principios. Ojalá nosotros tuviéramos también…

 P.: ¿Crees que los refugiados permanecerán recluidos durante mucho tiempo en tu país?
R.: Tenemos el mayor porcentaje de población siria. En realidad estamos repartiendo su raza a diferentes países. Y esto puede provocar revueltas que se extiendan por la ciudad y el país a lo largo del tiempo. Ellos querrán mejorar su nivel de vida, y están en su derecho. Así que no creo que los campos de refugiados duren mucho tiempo…

P.: Cambiando de tema, pasamos a hablar sobre terrorismo. ¿Cómo te sientes acerca del terrorismo y el radicalismo hoy en día? ¿Y especialmente en Turquía?
R.: Mi país ha visto y sigue viendo morir a muchos soldados debido a los ataques terroristas al este de nuestro país. No fue un problema de toda Turquía hasta que se extendió a la ciudad y al oeste del país con la muerte de mucha gente inocente que simplemente estaba paseando por la calle. Todo empezó en Ankara. Estambul fue la siguiente.
En el Oeste nunca habíamos visto tanto terror. Era más sorprendente y terrorífico para nosotros por la elevada y multicultural población de la ciudad. En los primeros momentos, Turquía aumentó al máximo las medidas de seguridad, pero parece que la situación se normaliza, porque no hay ataques desde hace tiempo. Aun así, el terrorismo es una vergüenza para la humanidad.

P.: ¿Cómo has vivido los ataques terroristas en tu ciudad?
R.: Con el primer ataque en  Sultanahmet estábamos aterrorizados. Nunca había sucedido tan cerca. Ahí te das cuenta de que nunca lo entiendes si no ocurre cerca de ti o si no te pasa a ti. Nuestra familia nos advirtió de que evitáramos los lugares repletos de gente o los turísticos, incluyendo estaciones y metro. Así que toda nuestra vida giraba alrededor de que algo sucediera.
Entonces, hubo una segunda explosión en Taksim, mucho más cerca del lugar en el que yo vivo. Fue aún peor porque ya no soportábamos ver gente muerta, noticias de fallecimientos, falsas charlas políticas, mentiras, promesas que no se cumplen… Casi nos quedamos sordos a causa de las excesivas noticias que nos llegaban. Nuestros corazones sangraban. El mío aún lo hace.
Pero lo peor de todo es que nos estamos acostumbrando. Eso es lo peor. No quiero olvidar nada sobre lo que pasó, recuerdo que estábamos asustados de salir a la calle. Fue el primer ataque terrorista que he vivido desde que nací. Tuvimos que llamar a nuestros padres para decirles que seguíamos vivos. Esos días fueron muy duros. Pero no sabemos si irá a peor o si lo hemos pasado ya. No tenemos ni idea.

P.: ¿Crees que los ataques van a disminuir o a aumentar?
R.: Parece que están decreciendo, porque hace tiempo que no sucede nada. Pero, como he dicho, no tenemos ni idea. O al menos, yo no lo sé. Sin embargo, no creo que vayan a disminuir. Erdogan no se lleva bien con los países, los líderes o la gente, y no creo que sea leal ni respetuoso con ninguno de ellos, así que no tiene la posibilidad de llegar a una solución.

P.: Y, finalmente, ¿crees que hay una solución para Europa, Turquía y los países de los que provienen los refugiados simultáneamente?
R.: Con un mundo basado en el egoísmo y las mentiras, no soy capaz de pensar en una solución para todos nosotros. ¿Qué piensa y quiere cada uno? Pero si estás pidiendo mi opinión, sólo quiero ser considerada como igual. Vivo en un país de creencia islámica en su mayoría, no quiero ser tildada de terrorista ni que la gente cree sus propias etiquetas. Todos hemos visto cómo los famosos “rezaban” cuando sucedieron los ataques terroristas en Francia y Bélgica, pero no lo hacen por nosotros. No por los países islámicos. Sí, es cierto que aquí suceden de una manera más habitual pero no debería importar si eres una persona que se preocupa de la paz del “mundo” por igual. Porque el mundo se compone de numerosos países, no solo de los que son poderosos o conocidos.
He dicho también cosas malas acerca de mi gobierno, trato de ser objetiva. Nunca he querido traicionar a mi país a causa del pánico, mudándome a otro país europeo como muchos otros han hecho. Todos nosotros tenemos antepasados que murieron luchando por este territorio. Estamos pasando por una mala época, pero se solucionará, al menos debería hacerlo. Para todos nosotros, para los líderes mundiales: la empatía es la solución, la humanidad, el optimismo son la solución.

IMG-20160503-WA0019

Estambul, por Asya Pamukçu.

Anuncios

3 comentarios en “Situación en Turquía: una nueva perspectiva.

  1. Pingback: Desarrollo sostenible: ¿real o no? | Repositorium

  2. Realmente alucinante. Hoy en día los medios nos dan datos e información de dicha tragedia de una manera muy fría. Es la primera vez que puedo ver esta guerra desde un punto de vista cercano y real. Sin palabras.

    Me gusta

    • Muchas gracias, Raquel. Algo que me gustaría destacar para responderte es una frase que dice Asya en la entrevista: “Nos hallamos en una guerra de la que no somos conscientes”. Por eso, en este momento debemos estar más unidos que nunca, porque todos somos humanos, todos formamos parte de la humanidad.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s