Her. Amor en IA

her

Joaquin Phoenix escuchando a Scarlett Johansson en el tráiler de Her.

Que hay gente que tiene mucho tiempo libre es un hecho, como que también hay gente que lo utiliza para hacer robots parecidos a Scarlett Johansson. Que sí, que solo ha habido una persona que lo haya hecho, pero eso no quiere decir que no haya más corriendo para imitarle. El caso es que recientemente un diseñador chino ha creado un robot muy similar a Johansson que se mueve –poco– y habla –poco–, y a mí esto me ha recordado a Her. ¿Por qué? A no ser que hayáis vivido debajo de una piedra durante los últimos años, sabréis que en 2013 se estrenó una película en la que un hombre bastante solitario –interpretado por Joaquin Phoenix– se enamoraba de un sistema operativo cuya voz era la de Scarlett Johansson. Que Scarlett ande metida en ambos tinglados es motivo suficiente para reflexionar, pero a mí lo que me llama la atención es la relación que se establece en nuestros tiempos entre la tecnología y el amor.

scarlett johansson robot yuyu

El robot Mark 1, con un sospechoso -y aterrador- parecido a Scarlett Johansson (vídeo aquí)

El amor no vive buenos tiempos, y si no que se lo digan a todas las páginas webs para solteros exigentes –o no exigentes– que se lucran de ello. Aunque el negocio tenga sus resultados y algunos de sus usuarios encuentren el amor (o al menos eso afirman las páginas), sigue habiendo gente que no encuentra a su pareja ideal. Esto en nuestro país puede no parecer una catástrofe, pero en países como China la presión social para que los jóvenes tengan pareja y se casen es tan fuerte que muchos recurren a la contratación de novios falsos… o a la creación de Scarletts de plástico.

En Estados Unidos no llegan a esos extremos –de momento– y se conforman con comprarse un novio virtual por el módico precio de 25 dólares al mes. Este es el caso de Invisible Boyfriend –o Girlfriend–, una aplicación en la que creas a tu pareja ideal y para colmo te envía mensajes para que tengas pruebas de que tienes pareja y así el familiar de turno deje de preguntarte por tu vida sentimental en Navidad.

hatoful boyfriend

Imagen verídica del tráiler de Hatoful Boyfriend.

Y si estas alternativas tecnológicas tienen el propósito de huir de la presión social, qué decir tiene el caso de los simuladores virtuales de pareja. Esto ya no tiene nada que ver con contratar falsos novios, sino con tener citas con personajes ficticios ya sea para divertirse… o lo que surja. Aunque todos podemos descargar una aplicación para el móvil con este objetivo, en Japón –que siempre van un paso por delante– tienen los llamados juegos otome (los juegos de citas), disponibles en distintas plataformas. El mundo de los otome es muy curioso y en muchos casos incomprensible, con juegos como Hatoful Boyfriend, en el que el novio en cuestión es un pájaro. Literalmente.

En 2009, un japonés aficionado a Love Plus, uno de los otome más famosos, se casó con un personaje del videojuego. No es broma; lo recogió Telegraph. Como el personaje de Joaquin Phoenix en Her, se enamoró de alguien/algo ficticio, e incluso lo oficializó. ¿Hasta qué punto es posible enamorarse de la tecnología? ¿Es verdadero amor o algo digno de un seguimiento psicológico? No lo sé. En cualquier caso, parece que esto se convertirá en una tendencia, sobre todo teniendo en cuenta los avances tecnológicos en Inteligencia Artificial.

 

Anuncios

Un comentario en “Her. Amor en IA

  1. Pingback: Langosta. Solterofobia | Repositorium

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s