Concussion. La verdad sobre el fútbol americano

Concussion. American football

Hace unos meses se estrenó en Estados Unidos la última película de Will Smith, Concussion, titulada La verdad duele en España. Aunque pasó sin pena ni gloria por la taquilla española, lo cierto es que este biopic reavivó una polémica que la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) ya había conseguido enterrar: los casos de CTE en los jugadores de fútbol americano.

El CTE –siglas en inglés de traumatismo craneoencefálico crónico– es una enfermedad causada principalmente por impactos fuertes y frecuentes en la cabeza. Como se explica en La verdad duele, muchas aves se enfrentan a impactos repetidamente sin sufrir el menor daño. Sin embargo, el cráneo humano no está preparado para ello. Estas leves conmociones provocan con el tiempo un daño cerebral que varía la conducta de aquel que lo sufre. Depresión, insomnio o pérdida de memoria son algunos de los síntomas observados, lo que provoca que el CTE haya sido confundido con el síndrome de Alzheimer durante años.

omalu_picture_28729

Bennet Omalu

En 2002, Bennet Omalu, un neuropatólogo forense residente en Pittsburgh, descubrió la enfermedad al estudiar el cadáver de Mike Webster, un antiguo jugador de fútbol americano. Odiado por muchos e ignorado por otros tantos, el doctor Omalu se tuvo que enfrentar a toda una industria deportiva para que se reconociese que el fútbol americano era causa directa de la aparición del CTE. Esta es la historia que retrata La verdad duele. Aunque el filme acaba cayendo un poco en la dinámica hollywoodiense, en el drama y la tensión familiar, no hay que olvidar que esto acaba cumpliendo su misión. Denuncia el dolor causado por la actuación de la NFL, porque si de algo trata precisamente La verdad duele es de la negligencia: cómo unos directivos –e incluso doctores– esconden una verdad a gritos por su propio beneficio, es decir, el dinero.

El fútbol americano es el deporte por excelencia de Estados Unidos y mueve grandes masas de dinero al año; según la CNN, la temporada de 2014 generó unos ingresos de 12.000 millones de dólares. Si la sociedad americana tomase conciencia de los daños que genera este deporte, nadie querría que sus hijos jugasen al fútbol americano –el propio Obama afirmó ante el New Yorker que si tuviese un hijo, no le permitiría practicarlo a nivel profesional– y la industria se hundiría. Sin embargo, lo que no muchos tienen en cuenta es que el CTE no sólo se ha encontrado en jugadores profesionales de la NFL, sino que los estudios de la doctora Ann McKee han demostrado que también los jugadores de escuelas secundarias desarrollan la enfermedad. De hecho, Bennet Omalu defendió en un artículo para The New York Times que no se debería fomentar la práctica de deportes de contacto entre los niños, cuyo cerebro no está desarrollado plenamente. Entonces, ¿cuál es la solución? ¿Es este el fin del fútbol americano?

NFL    Parece ser que los directivos de la NFL se han dado cuenta de que ya no pueden esconder más el CTE y su conexión con el fútbol americano. Aunque la NFL lleva varios años financiando investigaciones de la enfermedad –presumiblemente, cuanto antes encuentren una solución, antes eliminan la polémica y pueden seguir ganando dinero sin que nadie les reproche nada–, no ha sido hasta ahora que ha reconocido de forma oficial el vínculo entre el CTE y el fútbol americano. Según ESPN, el pasado 15 de marzo el vicepresidente para Salud y Seguridad, Jeff Miller, admitió esta relación en una mesa redonda sobre conmociones cerebrales, basándose en los estudios de Ann McKee e ignorando el trabajo de Bennet Omalu.

Es curioso que la confirmación se produzca catorce años después del descubrimiento del CTE,  tras apenas cuatro meses del estreno de La verdad duele. Al margen de esto, nos tendríamos que preguntar si esta confirmación podría repercutir en la relevancia del fútbol americano en Estados Unidos o si, por el contrario, la gente va a poner por delante su afición por este deporte a los riesgos para la salud de los jugadores, de sus hijos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s